Indice
Conductas Adictivas
Codependencia (Filopatía)
El Juego Compulsivo (Ludopatía)
El Sexo Compulsivo (Libidopatía)
Adicción al Riesgo
La Auto Laceración
La Adicción al Ejercicio (Vigorexia)
La Adicción al Trabajo
Pág. 1 de 8

Conductas Adictivas

Las CONDUCTAS ADICTIVAS COMO FENÓMENO SOCIAL

La época actual, marcada por un vertiginoso adelanto científico, ha creado varias y falsas necesidades en el ser humano, en la familia y en la sociedad en general. Hoy es imposible hablar únicamente de adicciones a las drogas o al licor (el alcohol es considerado una droga líquida) (Miller-Gorsky), pues hay conductas que dilapidan las capacidades del carácter del ser humano impidiéndole alcanzar con éxito sus objetivos espirituales, su equilibrio emocional y los logros materiales propuestos por una mente sana, analítica y racional. La responsabilidad de ser un auténtico “ser” humano implica la aceptación de límites, debilidades y vacíos que hoy están siendo llenados o fijados por los estereotipos de seres invencibles, casi perfectos o en su defecto por prototipos de adictos con éxito, los cuales sólo existen en la televisión o el cine. De esta manera se ayuda a romper el compromiso de aceptar nuestra propia naturaleza.

La forma coherente de llenar el vacío es mediante la humilde aceptación de nuestra propia naturaleza con el compromiso de ser mejores hoy de lo que fuimos ayer, y así fortalecer (en el más amplio sentido de estas palabras) el amar y el amarse, que es ser competente afectivamente y actuar con cultura espiritual, fomentando el incremento y sostenimiento de los valores de la persona. Es decir, ser competentes para creer, querer, pensar, desear, amar, sentir y obrar (Padre Umaña).

Toda adicción se dirige a buscar una fuente gratificadora que brinde gran cantidad de aparente bienestar, seguridad o placer y que distraiga a la persona de aceptar y afrontar su propia realidad creyendo que así (evitaciones) la mejora. Se produce de esta manera una concepción irreal del mundo (Gossop).

El organismo del adicto es hipersensible ante la reacción emocional de cualquier estímulo externo. Por esta razón, las personas hipersensibles al placer o al dolor son más susceptibles que otras a contraer la enfermedad. A su vez, existen muchas conductas obsesivas que alteran el equilibrio emocional y se reconoce que son enfermizas cuando la persona sufre debido a su propia obsesión, y cuando la práctica compulsiva de su conducta adictiva le ayuda a evadir la propia verdad y la de su entorno (Julien).

La mejor manera para superar la enfermedad es a través de la novedosa, completa y eficiente tecnología de la inteligencia Espiritual exclusiva de FUNDACIÓN CLINICA FUNCIÓN FUTURO IPS e informase mediante el libro "La Adicción Deseos Indeseados".

<< Prev - Próximo >>