Tratamientos Contra Trastornos Esquizofrénicos

La característica esencial del trastorno esquizo afectivo es un período continuo de enfermedad durante el que se presenta en algún momento un episodio depresivo mayor, maníaco o mixto, simultáneamente con síntomas que cumplen el criterio para la esquizofrenia... Además, durante el mismo período de enfermedad ha habido ideas delirantes o alucinaciones durante al menos 2 semanas, sin síntomas afectivos acusados. Finalmente, los síntomas afectivos están presentes durante una parte sustancial del total de la duración de la enfermedad. Los síntomas no deben ser atribuibles a los efectos fisiológicos de alguna sustancia (p. ej., cocaína) o a enfermedad médica (p. ej., hipertiroidismo o epilepsia del lóbulo temporal). Para cumplir los criterios para el trastorno esquizo afectivo, las características principales deben presentarse dentro de un período continuo de tiempo durante el cual el sujeto sigue presentando síntomas activos o residuales de la enfermedad psicótica.

Asociados al trastorno esquizo afectivo puede haber una pobre actividad laboral, un retraimiento social acusado, dificultades para el cuidado de sí mismo y un aumento del riesgo de suicidio. Normalmente, los síntomas residuales y negativos son de menor gravedad y cronicidad que los que se ven en la esquizofrenia. Los sujetos con trastorno esquizo afectivo pueden tener mayor riesgo de presentar posteriormente episodios puros de trastornos del estado de ánimo (p. ej., trastornos depresivo mayor o bipolar) o de esquizofrenia o de trastorno esquizofreniforme. También pueden presentar trastornos relacionados con el alcohol u otras sustancias. Algunos datos clínicos sugieren que el trastorno esquizo afectivo puede ir precedido por un trastorno esquizoide, esquizo típico, límite o paranoide de la personalidad.

Criterios para el diagnóstico de Trastorno esquizo afectivo.

  1. Un período continúo de enfermedad durante el que se presenta en algún momento un episodio depresivo mayor, maníaco o mixto.
  2. Durante el mismo período de enfermedad ha habido ideas delirantes o alucinaciones durante al menos 2 semanas en ausencia de síntomas afectivos acusados.
  3. Los síntomas que cumplen los criterios para un episodio de alteración del estado de ánimo están presentes durante una parte sustancial del total de la duración de las fases activa y residual de la enfermedad.
  4. La alteración no es debida a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., una droga de abuso o un medicamento) o a enfermedad médica.

La esquizofrenia es un trastorno psicótico grave. Sus manifestaciones básicas consisten en una mezcla de signos y síntomas característicos. Los síntomas afectan a múltiples procesos psicológicos, como la percepción (alucinaciones), ideación, comprobación de la realidad (delirios), procesos de pensamiento (asociaciones laxas), sentimientos (afecto plano, afecto inapropiado), conducta (catatonia, desorganización), atención, concentración, motivación y juicio.
Estas características psicológicas y conductuales se asocian a diversos tipos de deterioro. Es por eso que debe necesariamente considerar las condiciones de práctica clínica real donde deben ser aplicadas; es decir, todos aquellos elementos que condicionan el juicio clínico y la práctica asistencial, como son las características específicas de los profesionales asistenciales en cuanto a formación, experiencia y conocimientos técnicos específicos, nuestra Fundación complementa el acompañamiento y apoyo farmacológico con terapias individuales y grupales tanto psicológicas como psiquiátricas, se apoya en diferentes profesionales que realizan un trabajo complementario y fortalece la inteligencia espiritual proyectando una restauración integra y digna.