Trastornos Alimenticios

Indice
Trastornos Alimenticios
Anorexia
Bulimia
Bulimarexia
Ortorexia
Pica
Síndrome de Prader Willi
Síndrome del comedor nocturno
Pág. 1 de 8

TrastornoS ALIMENTICIOS

Se considera que los trastornos alimentarios (TCA: trastorno de la conducta alimentaria) poseen severas implicaciones neurológicas. Dichos trastornos tienen una relación estrecha con la secreción anómala de determinados neurotransmisores. especialmente, se dan anomalías en la secreción de la serotonina (la cual se asocia también con la depresión y el desorden obsesivo-compulsivo), observándose disminución en el turnover de la noradrenalina cerebral y reducción en la actividad del sistema dopaminérgico, además de influencias negativas en el neuropéptido (uno de los estimulantes del apetito). Se especula que la disminución de las betaendorfinas debida a estas irregularidades contribuiría al descenso del apetito.

Los trastornos alimentarios son desórdenes con un fuerte componente psicológico ya que tienen su origen y afectan el estado anímico y conductual del individuo. Se ha observado que estos desórdenes tienen relación con los primeros modelos de amor en la infancia (es decir, familias adictas a algún tipo de sustancia y/o con padres que sufrieron problemas conductuales sujetos a la para dependencia, codependencia y coadicción). Usualmente, se confunden los términos relacionados con este tipo de enfermedad: la anorexia (tendencia a no alimentarse), la bulimia (alimentación compulsiva) y la ortorexia (tendencia a alimentarse sanamente de manera obsesiva).

En esta obra se incluyen los trastornos alimentarios dadas las similitudes de sus síntomas con los de la adicción y las concordancias en los métodos de recuperación.

En las personas que padecen de algún tipo específico de trastorno alimenticio se da una relación entre la comida y el afecto o la búsqueda de afecto compulsiva. En ese sentido, en el caso de la anorexia, se auto-agreden para llamar la atención, creyendo que él no comer está asociado a un mayor poder personal, enaltecimiento de la autoimagen y autodominio. Algunas investigaciones arrojan que las personas que desarrollan este tipo de trastornos vivieron traumas como abusos sexuales, físicos y verbales, o algún tipo de discriminación o desplome afectivo. De una u otra manera vivieron en la infancia con modelos de autoridad (padres autoritarios) experimentando de ellos intromisión, opresión, invalidación, crítica o abandono. Así, por el rechazo a la autoridad paterna, en ocasiones excesiva o tiránica, y llevados por una hipersensibilidad y mal manejo emocional, este tipo de enfermos se auto agreden para generar dolor y culpa en aquellos que consideran la fuente de su malestar.

Desde el punto de vista social, los trastornos alimentarios se abordan muy generalmente como la realización entre amigas(os) que compiten por ser como un modelo de cuerpo y/o por la conquista del sexo opuesto. Por ejemplo, la persona delgada o musculosa empieza a tener demanda social. Es buscada, cortejada, contagia al resto del grupo y promueve que los demás hagan y/o utilicen los mismos métodos o estrategias que le dieron resultado. Esta es sólo una de las causas y factores de riesgo de los trastornos alimenticios mas información, llámanos, contáctanos tenemos el mejor programa y literatura.

<< Prev - Próximo >>